LA ESCUELA DE ATENAS

Nombre: “La Escuela de Atenas”,                             Autor: Rafael Sanzio, Cronología: Cinquecentto italiano (s. XVI),      Estilo: renacentista, Lugar: Vaticano, Roma.

El Renacimiento comenzó como un movimiento orientado por artistas e intelectuales en Italia bajo el signo del Humanismo. Se trató de un renacer de las artes donde los asuntos representados, desde el punto de vista ético y estético, se liberaron de los vínculos del concepto de vida cristiano.

El Humanismo es una corriente que tiene confianza plena en los valores del hombre (antropocentrismo). Fue el motor del Renacimiento, en el que como concepto estético tiene lugar  la búsqueda de la perfección, la proporción del individuo, prolifera de la armonía, el equilibrio y la simetría de las composiciones, entre otros.

El nombre de “Renacimiento” alude a un renacer o volver a nacer de la cultura grecolatina. Éste gran movimiento artístico, cultural y filosófico se produjo en Italia en primer lugar, desde donde se expande por toda Europa a fines del siglo XV mostrando, como principal característica, su admiración por la excelencia de una Antigüedad Clásica idealizada que tomó como modelo.

Si nos centramos en la pintura que tenemos entre manos, La Escuela de Atenas de Rafael Sanzio, los elementos de la obra serían: el muro como soporte, pues es donde se realiza la obra misma y, como técnica utilizada, al fresco.

En el dibujo se aprecia la suavidad de las pinceladas de Rafael que definen los cuerpos de los sabios. La armonía de colores refleja la paz interior que el maestro quería plasmar  con  sus  creaciones.     En la obra dominan los colores fríos lo que podría producir el efecto de racionalidad, un concepto que se tiene muy en cuenta durante el Renacimiento. Aunque predomina la importancia del dibujo sobre el color por el interés del artista en transmitir su idea. Así pues, observamos un dibujo preciso y un detallado estudio de las proporciones (otro elemento típicamente renacentista).

El espacio de la pintura se representa en perspectiva lineal, esto es que los elementos de la composición están dispuestos desde el ángulo visual del espectador. Es una composición centrada.

Las lineas de perspectiva confluyen en los cuerpos de Platón y Aristóteles. Platón, con los rasgos de Leonardo Da Vincci,  consecuente con su filosofía idealista alza la mano señalando el cielo; Aristóteles, filósofo apegado al conocimiento sensible señala con la mano hacia la realidad humana, la Tierra. El resto de los personajes parecen distribuidos de forma anárquica, pero nada tiene que ver, se encuentran distribuidos en grupos y cada uno de ellos tiene su personaje principal a excepción de algunas figuras como Diógenes el Cínico que renegaba de las posesiones terrenales y de las convenciones sociales, el cual, se halla tumbado en la escalera de cualquier manera.

L_escola_d_Atenes_Rafael_Arist_til_Plat_

La representación de la luz también es destacada en esta composición, perceptible en la iluminación de los mármoles del edificio en el que se cobijan los individuos. Dicho edificio se compone de altas bóvedas que dan sensación de profundidad, y de columnas que se adhieren geométricamente a las paredes —las formas geométricas son muy habituales en la arquitectura renacentista ya que se asocia al concepto de Belleza y Perfección absoluta—. En ellas encontramos, además, varias esculturas humanoides sometidas al conjunto arquitectónico.

Durante el Renacimiento aparece un nuevo concepto de arte y artista. En este momento, el Arte, es un elemento de prestigio y de clase social. Por lo que, en ese sentido, los creadores empiezan a ser conscientes de lo que aportan a la sociedad y revindican una mayor consideración. Para ellos el Arte ya no era un servicio anónimo ofrecido a Dios y a la Iglesia sino un himno personal en alabanza a la belleza.

Todos estos cambios podemos apreciarlos en el tema de la pintura, pues en la misma se representan a los intelectuales más importantes de la Edad Antigua, sin embargo, los retratos que simbolizan a los pensadores y filósofos antiguos poseen en realidad las facciones de los artistas coetáneos a Rafael; hombres dignos de la misma consideración y admiración que aquellos hombres de la Antigüedad obtuvieron.

El encargo de la obra fue a petición de los papas Julio II y león X. Ellos eran mecenas importantísimos en la época, los cuales, participaron e incidieron activamente en la composición.

 Era Cultural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s