PARTENÓN

Este edificio histórico, el Partenón, se clasifica como bien inmueble cultural. Fue catalogado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987 y dicha construcción representa uno de los templos más ilustres dentro del periodo griego (776 a.C- 1453 d.C   o, si se prefiere, desde el siglo VI a. C  al  XV). el-partenon-esta-construido-de-marmol-pentelico-menos-su-fronton-que-es-de-madera_galeria_principal_size2

Para situarnos, dentro de las etapas de la cultura griega se suele distinguir entre una época Arcaica en la que tuvo lugar su extensión en torno al mar Mediterráneo (ss. VIII- VI a.C); la  Clásica, correspondiente a la fase de mayor esplendor de Atenas (ss. VI-V a.C) y la Helenística en la cual Grecia se abre a las influencias orientales (ss. IV-I a.C). El conjunto de estas etapas constituyen lo que se considera como la Antigüedad, pero, además de las fases mencionadas, el mundo griego también posee una fase previa a la Antigüedad que es la época Preliteraria (donde los protagonistas son los pueblos nómadas del entorno, la civilización minoica y la micénica); así como otras dos fases posteriores que se corresponden con la era Grecorromana o Imperial (momento en el que Grecia queda sometida a Roma) y, por último, la etapa Bizantina que hace referencia al Imperio Bizantino hasta su caída a mano de los turcos.

El pueblo griego aportó un extraordinario legado a la cultura occidental en todos los ámbitos (literatura, filosofía, política…). Si nos centramos en el campo de la arquitectura, el templo sería la gran expresión del genio creador griego.

Así pues, el Partenón de Atenas es concebido como templo en el siglo V a. C. Estaba dedicado a Atenea, diosa protectora de la ciudad epónima de Atenas. Pertenece a la época Clásica. Los arquitectos fueron Ictinos y Calícrates quienes, bajo la supervisión de Fidias, dieron forma a este ambicioso proyecto de estilo dórico y jónico. Las obras duraron, sorprendentemente, sólo nueve años y el material empleado en la construcción es mármol pentélico y madera.

En el 449 a.C, Pericles, dirigente de la ciudad, persuadió a los atenienses de la necesidad de erigir en la acrópolis un templo dedicado a su diosa como testimonio de la grandeza de la ciudad; pero, reflexionando ¿es una construcción religiosa? ¿se trata de un edificio que conmemora la victoria sobre los persas? o ¿tal vez es un monumento que proclama la grandeza de la polis ateniense? Pues bien, podemos afirmar que todo eso es lo que simboliza el Partenón.

La simbología de este edificio es amplia aunque clara al mismo tiempo. De una parte, el templo es el lugar donde se rinde culto a Atenea y viene a personificar a la propia diosa. A tal efecto, la cella acogía una colosal escultura de 11 metros de la divinidad protectora de la polis griega (hoy perdida, pero se conserva el basamento que la sostenía). images

Además, el templo se edifica tras finalizar la Segunda Guerra Médica en la que combaten griegos frente a persas. Durante el transcurso del conflicto, los atenienses tuvieron que evacuar la ciudad que acabó siendo saqueada por las tropas de Jerges. No obstante, la victoria final correspondió a los griegos consolidándose así la hegemonía de Atenas.

La construcción del Partenón se realizó durante el gobierno de Perícles aprovechando los cimientos de un antiguo templo que habían destruido los persas. De este modo, el alzamiento del inmueble representaba la supremacía económica, política y cultural de Atenas, e igualmente, podría también considerarse símbolo de la política de Pericles y del trabajo conjunto al representar la unión de los pueblos utilizando una mezcolanza entre el orden dórico (representante de la fuerza y simplicidad de los descendientes de Heracles) y el jónico (que representaba la sabiduría y el intelectualismo). Más aquello, el edificio se consolidaría como el símbolo del poder ilustrado protegido por Atenea, diosa pensante, y prefiguraría la innovación más allá de Grecia. La humanidad que interpreta es eterna, por encima de desastres y de crisis.

Desde su concepción inicial se buscó la perfección y el mayor refinamiento de todos sus elementos por lo que se convirtió, dada su singular perfección y belleza, en el representante por antonomasia de la capital y de toda la civilización griega.

Era Cultural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s