325 x 550

CULTURA

¿Qué es la cultura? Un término en eterna evolución y por tanto de difícil descripción. Es un concepto complejo que hay que revisar a cada momento. No hay una sola cultura como no hay una única definición de cultura universal, asimismo, no hay una expresión cultural que se deba solo a un grupo o a una civilización en singular.

Existen diferentes aspectos de la cultura, los cuales, tratados desde un ámbito cercano y divulgativo suelen estar dedicados al Arte, a la Literatura, la Historia, a la Opinión y Crítica, al Cine, Debates, Documentales, Geografía,  Filosofía,  Mitología, Periodismo,  Internet, etcétera.

Concepto de Cultura: se puede decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano. Este es un concepto fundamental para disciplinas que se encargan del estudio de la sociedad, en especial, para la antropología, la sociología o la gestión cultural.

Etimológicamente, la palabra “Cultura” proviene del vocablo “cultus” (cultivo de la tierra)  ligado al vocablo “collo” o “collere” (que significa hábitat). Teniendo en cuenta estos vocablos podemos concluir que cultivar está relacionado directamente con la naturaleza y con la transformación que  se produce en ella a través de un proceso “material” y “simbólico”.

Pero, a partir del Renacimiento (ss. XV- XVI) se agregan otros tipos de “cultivos” y se amplía la palabra a la adjetivación del ser humano: el hombre cultivado, representado por las artes, las ciencias y la tecnología. Aquí cultivar se entiende por lo que el hombre/mujer hace o produce, dándosele mayor importancia al cultivo de la mente y del espíritu. Esto significa que un estado desarrollado de la mente equivaldría a una persona culta.

En el siglo XX, reflexiones como las de la UNESCO nos marcan la tendencia hacia una definición socio-antropológica de la cultura.

El organismo de la  Unesco, en 1982, declara:

que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden.

Los pueblos del mundo desde su fundación van desarrollando su cultura, la cual, se plasma en sus formas de vida, organización social, filosofía y espiritualidad, normatividad ética y jurídica, arte, ciencia y tecnología, economía y comercio, educación, memoria histórica, lengua y literatura, entre otros.

En síntesis cultura es todo aquello, material o inmaterial (creencias, valores, comportamientos u objetos concretos), que identifican a un grupo de personas y surge de sus vivencias en una determinada realidad. Dicho de otro modo, cultura es la manera en la que los seres humanos hacemos nuestra vida y construimos el mundo o, más bien, la parte donde habitamos. Es la “civilización” misma.

La cultura es el resultado de un proceso inacabado de construcción de identidades emprendido por las personas. Este proceso establece las categorías con las que los individuos y sociedades analizan la realidad siempre partiendo de la escala local (Claval,1999).

Puntualizaciones:

  • La naturaleza, la sociedad, la cultura o el espacio no son entidades globales y homogéneas. Difieren de un punto a otro, de una región a otra o de una época a otra.
  • Para analizar los hechos sociales hay que abordarlos tal y como los viven los seres humanos en sus trayectorias individuales.

Por lo tanto, la cultura difiere según los espacios dados; pero, desde el enfoque rigurosamente cultural, el espacio ya no es una extensión natural o el simple soporte de la vida social sino que se trata de un dato sensible en el que se yuxtaponen áreas repletas de objetos, seres y zonas que parecen vacías.

El espacio se compone de lugares y territorios a los que los seres humanos dotamos de afectividad; es decir, tienen un sentido para quienes lo habitan. Lo podemos considerar como una especie de teatro, en el que las obras se representan en ambientes que varían en función del decorado de los determinados paisajes. La escena combina la materia, lo vivo y lo social en realidades simultáneas. No es una extensión neutra, esta llena de significados y mensajes. Es una construcción social.

Para la Antropología, cultura es el conjunto de elementos de índole material o espiritual, organizados lógica y coherentemente, que incluye los conocimientos, las creencias, el arte, la moral, el derecho, los usos-costumbres y todos los hábitos y aptitudes adquiridos por las personas en su condición de miembros de la sociedad.

Para la Sociología, cultura es el conjunto de estímulos ambientales que generan la socialización del individuo.

Para la Filosofía, cultura es el conjunto de producciones creativas del hombre que transforman el entorno y éste repercute a su vez modificando aquel.

Para la Gestión Cultural, cultura es un sistema de criterios consensuados que cualquier comunidad humana tiene para una conducta correcta y eficaz, específica para un lugar y un tiempo, para una situación social o una identidad personal.

Esta última definición se refiere a la motivación que hay detrás de cada acción de las personas, la cual, supone una amplia gama de factores dentro de un contexto histórico, y donde, pocas de estas motivaciones podrían reducirse a formulaciones mecánicas.

En conclusión, el ser humano configura su cultura a partir de todo el conjunto de sus ideas y pensamientos. La cultura, a grandes rasgos, es su forma de vivir física, instrumental y simbólica.

La humanidad es una gran familia de culturas diferentes en la que, en esencia, todos hacen las mismas cosas pero de manera distinta.

Era Cultural.

Anuncios